29/10/2018

Tara Pacific, la expedición

"Queríamos estudiar el ecosistema de coral en todo el Pacífico, de este a oeste y de norte a sur", recuerda Romain Troublé, director de la Fundación Tara Expéditions. El confiesa sentirse aliviado de que el barco haya regresado a puerto en buenas condiciones, después de dos años y medio de operaciones continuas.

Los marineros, sacudidos por una transatlántica agitada, viven el final de la misión con agrado. "Hay un poco de nostalgia, pero sobre todo un gran deseo de reunirnos con nuestras familias", dice Martin Hertau, capitán de Tara. “Pero sabemos que después del descanso, renacerá una sola idea: volver a zarpar”.

"Al comparar los datos recopilados en todo el Océano Pacífico, esperamos identificar el componente estable del microbioma; es decir, la microfauna esencial, común a todos los sitios", precisa Serge Planes, responsable científico de la expedición. "Estudiaremos también el componente variable, para tratar de entender de dónde proviene esta variabilidad y si puede explicar ciertas resistencias o adaptaciones locales".

En la mira de los investigadores, está el problema del blanqueamiento de corales, un fenómeno directamente relacionado con el cambio climático, que se ha acelerado durante los últimos veinte años, habiendo diezmado alrededor del 20% de los arrecifes del mundo.
Casualmente, varias olas de blanqueo coincidieron con el paso de Tara. Eso permitió a los investigadores tomar el pulso de los corales del Pacífico en momentos de crisis. "Hasta ahora, estos episodios de blanqueamiento eran bastante globales. Por primera vez, el fenómeno parece muy localizado. En las Samoa, por ejemplo, hemos visto hasta un 90% de mortalidad, pero en Polinesia y las Islas Cook, hemos encontrado sitios muy saludables".

Para obtener la mayor cantidad de información de las decenas de miles de muestras recolectadas, la mayor parte se analizará en el Centro Nacional de Secuenciación, el Genoscope. En Evry, en la región de París, el microbioma de los corales, peces y agua del entorno de los arrecifes se identificará mediante varios análisis genéticos. "Ya hemos secuenciado muestras de tres islas en un proyecto piloto, para validar la metodología con el consorcio científico. La mayor parte de la secuenciación comenzará realmente el próximo año", detalla Patrick Wincker, director del Genoscope, en el CEA. “Este es uno de nuestros proyectos de secuenciación más importantes: movilizará de 15 a 20 personas durante al menos dos años".

Habrá por que ser pacientes antes de sacar las enseñanzas de las muestras recolectadas en los últimos dos años, con la esperanza de obtener una mejor comprensión de este ecosistema vital para el planeta. Los arrecifes de coral representan solo el 0.2% de la superficie del océano, pero son el hogar de un tercio de la biodiversidad marina.

En la Fundación Tara Expéditions, ya germinan las próximas misiones. Mientras, la goleta estará en obras de rejuvenecimiento por 6 meses. "Tenemos varias misiones planificadas”, menciona Romain Troublé. “Entre los grandes proyectos, nos gustaría realizar una nueva expedición en el Ártico, para la cual estamos buscando patrocinadores”. La misión "Tara Pacific" ha costado unos 10 millones de euros, procedentes de varios socios privados y públicos.

Yann Chavance

27/10/2018

De regreso en Lorient

Después de dos años y medio de navegación en el océano Pacífico, donde se concentran más del 40% de los arrecifes de coral del mundo, la goleta Tara regresa a Lorient, su puerto de origen en Bretaña, este 27 de octubre. La Expedición Tara Pacific, iniciada por la Fundación Tara Expéditions, ha explorado, con un nuevo enfoque y en una escala geográfica sin precedentes, el impacto de las presiones antrópicas sobre los arrecifes de coral del Pacífico.

Desde el Canal de Panamá hasta Japón (2016-2017), desde Nueva Zelanda hasta China (2017-2018), Tara ha recolectado más de 36,000 muestras en 32 sitios coralinos. Es la mayor campaña científica dedicada a este ecosistema. Desde su partida de Lorient en mayo de 2016, la goleta ha recorrido 100.000 km y visitado treinta países.

La salud de los arrecifes de coral observada es muy contrastada. Ellos responden de manera diferente al estrés global y local. Tara Pacific ofrece la oportunidad única de disociar los efectos de las perturbaciones locales (contaminación, urbanización, sedimentación debida a la erosión del suelo, técnicas de pesca invasiva, etc.) del impacto de los cambios globales (calentamiento climático global, acidificación del océano...), y de medir el estado de salud de las poblaciones de coral sometidas a ambos tipos de alteración.

Esta primera observación recalca la importancia del desarrollo local sostenible para la salud de estos ecosistemas. El cambio climático global no aminora la importancia de políticas y prácticas públicas ambiciosas y sostenibles.

Los datos recopilados permitirán comprender el funcionamiento de los corales y los microorganismos que lo constituyen. El estudio de su genoma proporcionara información sobre los mecanismos que rigen la capacidad del coral para aclimatarse a las variaciones del ambiente. Sera así posible identificar las condiciones óptimas para asegurar la supervivencia de los corales según los parámetros ambientales y biológicos de los arrecifes, así como de su microbiota (virus, bacterias, ...).

En la estela de la expedición Tara Oceans (2009-2013), Tara Pacific ofrecerá, gracias a los mismos métodos de secuenciación, almacenamiento de datos y análisis bioinformáticos, la posibilidad de describir los microorganismos de arrecifes de coral y sus interacciones aún desconocidas. 

Proporcionará a la comunidad científica internacional una base de datos inédita sobre los arrecifes de coral, que revelará la biodiversidad de un arrecife, a la vez genómica, genética, viral y bacteriana. Otro carácter específico de esta expedición: su enfoque multidisciplinario, que asocia a biólogos, genetistas, oceanógrafos, especialistas en plancton y peces de arrecife, bioinformáticos y médicos.

Kit de prensa disponible en: cloud.taraexpeditions.org
Nombre de usuario: Taracloud / Contraseña: Press_Media

18/10/2018

Transatlántica

Después de tres días sin viento, izamos las velas a la latitud de Saint-Pierre-et-Miquelon. Un saludo al faro de Cape-Race, la última referencia terrestre visible, antes de la transatlántica. Salvo algunos barcos de pesca, Tara navega casi solitaria rumbo al este. Esta ruta de regreso por el Atlántico Norte es poco practicada por los veleros en esta temporada. Las áreas de baja presión atmosférica, las depresiones, generan vientos a veces violentos que recorren grandes distancias. Se levanta un oleaje en un mar que va de agitado a muy agitado.

 Video: Transatlántica    © Céline Bellanger – Martin Hertau / Fondation Tara Expéditions

Esta "ruta de depresiones” permite a Tara navegar hacia Europa a una velocidad promedio de 10 nudos. Durante tres días, con vientos de Fuerza 9, ráfagas de hasta 57 nudos, y olas de seis metros.
Estas condiciones, aunque habituales en la temporada, inducen los marineros a estar atentos a cada evolución meteorológica, para evitar los sectores de vientos demasiado fuertes y el mar formado. La tripulación debe ser más cautelosa en sus movimientos, asegurarse de que todo esté amarrado; los científicos dejan de muestrear. Turnos de noche, tareas de mantenimiento... El tiempo parece más difuso, cada uno adapta su ritmo a lo que impone el Atlántico.

Alrededor de Tara, el océano ofrece un espectáculo poderoso, difícil de fotografiar por los movimientos. Las gaviotas y los frailecillos parecen bailar en las olas encrespadas, que se hinchan y echan a correr sin parar. En la distancia, el horizonte, la promesa de la próxima escala en Irlanda, y el regreso a Lorient, el 27 de octubre.

Céline Bellanger



10/10/2018

"En las fuentes de la Vida” por Eric Karsenti

Eric Karsenti es investigador en biología, director científico de la Fundación Tara. Fue el director científico de la expedición Tara Oceans (2009-2013). Él nos presenta su último libro "En las fuentes de la Vida” (“Aux sources de la Vie").

"En las fuentes de la Vida", ¿trata de nuestros orígenes en la Tierra?
Trata de nuestros orígenes, pero en un sentido amplio. Mi intención era contar cómo ha aparecido la vida en la Tierra, muy probablemente en los océanos, pero también contar cómo la vida ha pasado de organismos simples a creaciones tan complejas como nuestros ojos, por ejemplo. El origen y la complejidad de la materia viva. Por eso, desarrollo dos ejes en paralelo, tanto los orígenes como los mecanismos que permiten que se formen y desarrollen las células y los organismos vivos.

¿Cuál es la relación con Tara?
En 2009, asumí la dirección científica de la expedición Tara Oceans (2009-2013), cuya ambición era comprender la diversidad de los organismos que existen en el Océano y cómo aparecieron a lo largo del tiempo.

Durante casi cuatro años, hemos recolectado una enorme diversidad de microorganismos marinos, de los cuales entre 50 y 80% eran desconocidos anteriormente. Descubrimos que interactúan entre sí, mucho más allá de nuestras expectativas.

La importancia de esta interdependencia fue uno de los principales descubrimientos de esta expedición. El estudio de los resultados obtenidos está todavía en curso. Sin duda, nos permitirán contestar unas de las grandes preguntas que formulo como biólogo celular, y que desarrollo en este libro.
¿Entonces, la materia viva, las especies, se adaptan y "evolucionan" según el entorno o las comunidades que interactúan con ellas? ¿Qué sabemos hoy?
Es un poco complicado. Realmente no me gusta el término de evolución. La idea darviniana clásica es que variaciones sucesivas y progresivas en el genoma ocurren al azar. Se conservan las que mejoran la capacidad de los organismos para funcionar. Es la selección natural. Esta idea no es falsa, pero es muy insuficiente.

Personalmente, creo que la complejidad y la eficacia de los organismos actuales provienen de múltiples intercambios de genes y de interacciones celulares complejas entre organismos. El entorno, por supuesto, determina cuáles se propagan en mayor número, lo que lleva a los complejos ecosistemas que conocemos hoy. Pero nos espera mucho trabajo para verificar estas ideas. Los primeros resultados de Tara Oceans sugieren pistas interesantes.

Usted cuenta diferentes episodios de la historia de la ciencia y cómo se relaciona con la historia de la tecnología, con su progreso. En su opinión, ¿cuál es el mayor avance tecnológico para la biología marina?
Se dieron numerosos avances tecnológicos para el muestreo eficiente que hemos realizado en un barco como Tara. Pero lo que realmente ha revolucionado la biología marina son los nuevos métodos de secuenciación de ADN de alto rendimiento, acoplados a la informática y a los métodos de imagen cuantitativa y tridimensional; todo eso, junto con el uso de inteligencia artificial para cuantificar automáticamente la diversidad de los organismos que forman el plancton.
 
Hoy, en biología marina, ¿con cuál frontera del conocimiento nos topamos?
Veo dos fronteras: el origen de la complejidad de los organismos actuales que se ha desarrollado en el océano, por un lado; y lo que determina la distribución tridimensional de las especies dentro del océano, por otro lado.

Usted, Eric, como investigador, ¿qué le gustaría descubrir ahora?
Los mecanismos químicos, biológicos y físicos que subyacen a la aparición de los organismos complejos que somos.

¿Qué le ha motivado a escribir este libro?
Desde elefantes hasta insectos y bacterias, ¿cómo no maravillarse ante la loca diversidad de la vida? ¿Y qué hay de la maravillosa complejidad que es un ser humano? ¿Cómo se forman nuestros órganos a partir de la única célula microscópica de la que todos venimos? Es vertiginoso, si uno piensa que en otra escala, esta célula es el producto de miles de millones de años de evolución, inscritos en su ADN. ¿Por qué "milagro" ha surgido la vida?

Eso es lo que quería describir. Existen pocos libros sobre la biología moderna. Durante mucho tiempo, he querido escribir un libro de divulgación científica accesible a la mayor cantidad de personas posible. Sin la expedición Tara Oceans, no sé si lo hubiera escrito.

« Aux Sources de la Vie », Eric Karsenti, éditions Flammarion, disponible en línea


15/09/2018

Plankton Planet y “seatizen”

El programa de ciencia participativa Plankton Planet apunta a recolectar plancton en todos los océanos del mundo, reuniendo a oceanógrafos y navegantes. Este muestreo de la vida planctónica a escala mundial, gracias a los navegantes comunes, apodados “seatizen”, debería permitir ampliar la base de datos de Tara Oceans para descubrir y estudiar las formas de vida submarinas. Esenciales para el equilibrio de nuestro planeta, juegan un papel crítico en la regulación del clima, produciendo oxígeno atmosférico y ayudando a mantener la vida marina y terrestre.

El plancton se compone principalmente de microorganismos que derivan en las corrientes marinas, desde virus hasta medusas. En cada litro de agua de mar hay entre 10 y 100 mil millones de formas de vida planctónicas. El plancton es el pilar de la vida oceánica y de la biodiversidad de los ecosistemas marinos. “Es imperativo comprender cómo funciona la ecología planctónica y la genómica de estos microorganismos a escala mundial, para ayudar a predecir el futuro del medio ambiente terrestre", recalca Colomban de Vargas, director del Laboratorio de Roscoff - CNRS.

"La investigación y el muestreo oceanográficos son muy costosos, con limitaciones temporales y geográficas debido a períodos y rutas de navegación definidos". Plankton Planet busca proporcionar datos científicos confiables, a bajo costo y de forma respetuosa del medio ambiente, para modelizar la estructura y la dinámica de las comunidades de plancton.

Dada la importancia de crear una comunidad interdisciplinaria y una red de descubridores, los   científicos están desarrollando un nuevo kit de muestreo de plancton, llamado planctobox, simple y fácil de usar, que incluye una mini red de alta velocidad (HSN, High-Speed Net), un "planctonscopio" (un microscopio modular), el material para almacenar las muestras de ADN tomadas y registrar todas las variables contextuales.
El mini HSN es una herramienta que acaba de ser probada a bordo de Tara, durante su viaje entre San Diego (California) y La Paz (México), como parte de la expedición Tara Pacific.

La fase piloto del proyecto tuvo lugar en 2015 con una flota de 27 veleros, llamados "planktonautas". Probaron 20 kits de muestreo. La metodología de muestreo del plancton es ahora científicamente validada, reproducible y de alta calidad. La cobertura geográfica ha alcanzado una escala sin precedentes: todos los océanos del mundo han sido cubiertos.

Noan Le Bescot explica: "En la actualidad, relativamente pocos barcos de investigación recolectan datos en alta mar, en comparación con las áreas costeras cuyas informaciones abonan grandes bases de datos. La fase 2 aumentará el muestreo planctónico en todos los océanos del mundo y cubrirá tanta extensión de aguas superficiales como sea posible.  Esta alta densidad de muestreo y el transecto de estas trayectorias llevará a una mejor comprensión de la dinámica de las comunidades planctónicas en todo el mundo”.

Plankton Planet, en su segunda fase del proyecto, está trabajando con un equipo interdisciplinario de ingenieros, investigadores y navegantes para desarrollar herramientas oceanográficas de energía eólica, óptimas para los “seatizen”. El mini HSN, fue diseñado por Xavier Pochon (Nelson, Nueva Zelanda) y Fabien Lombard (CNRS, Villefranche-sur-Mer), inspirado en el HSN de Tara. Permite tomar muestras a una velocidad promedia de 7 nudos.

El equipo está desarrollando un planktonscopio que permitirá a los recolectores observar directamente las muestras. El objetivo del planktonscopio es de facilitar una conexión tangible con estas extraordinarias formas de vida y generar un banco mundial de imágenes de plancton, complementando así la información genética y genómica recopilada en los laboratorios.

Noan Le Bescot precisa que "el reclutamiento de Seatizen comenzará una vez se haya desarrollado el kit de muestreo P2.” Toda persona que navega y desea participar en este proyecto puede contactarle por medio del sitio web.

Durante su navegación, los participantes sumergen el mini HSN durante aproximadamente 30 minutos. Recolectan "sopa de plancton" hecha de agua de mar y miles de millones de microorganismos. Después de tomar una muestra del mini HSN, la herramienta de filtración separa los microorganismos del agua. Estos se colocan en un tubo lleno con un soluto químico no tóxico, que preserva la información genética del plancton, sin alteración. Los tubos son luego transportados al laboratorio para su análisis y secuenciación.

Plankton Planet se encuentra actualmente en la fase de convocatoria de voluntarios para lanzar la segunda fase de P2 en 2019-2020. El kit de muestreo final costará alrededor de € 1,000. El objetivo principal es estudiar la ecología del plancton oceánico a lo largo de las rutas clásicas de navegación. Al principio, 30 a 50 kits se ensamblarán y distribuirán a los “planktonautas” navegando entre California y Tahití o Hawái. La ambición de Plankton Planet es muestrear microorganismos en todo el mundo con herramientas fáciles de usar por los navegantes comunes

12/09/2018

Modelización planetaria del ecosistema planctónico

Este 12 de septiembre, después de 10 años de medir la vida oceánica a bordo de Tara y en los laboratorios internacionales asociados con Tara Oceans, se lanza el ambicioso proyecto Global Ocean System Ecology & Evolution (GO-SEE).

GO-SEE es una nueva odisea. Su objetivo es descubrir la estructura y la dinámica de un ecosistema, en las escalas espacial y temporal del planeta, tomando en cuenta las especies, los enfoques taxonómicos. Este enfoque integral permitirá, por primera vez, un modelización planetaria basada en la realidad de la complejidad biológica del ecosistema.

Reuniendo 12 disciplinas científicas y las últimas tecnologías de recolección de plancton, secuenciación de ADN, imágenes automáticas, bioinformática y física, para un estudio holístico (biología, química, física) del Océano, estas investigaciones son un paso crucial en la comprensión y el modelado del sistema de la Tierra.Este ambicioso proyecto multidisciplinario reunirá a una veintena de laboratorios en el mundo, así como la Fundación Tara, bajo la co-supervisión del CNRS, CEA, IRD, 5 universidades francesas y el EMBL.

Durante la última década, Francia ha adquirido los medios tecnológicos y conceptuales para comprender y modelizar un bioma planetario. Estos avances científicos, tecnológicos y conceptuales pioneros han sido publicados en las mejores revistas científicas.

Gracias a la inteligencia artificial, hoy se vislumbran descubrimientos imposibles de imaginar hace unos años. Impulsado por la determinación de Tara Oceans en innovar, explorar y entender, Global Ocean System Ecology & Evolution (GO-SEE) asume la ambición de crear en el mañana un centro de investigación europeo de excelencia en ecología y ecosistema global.

05/09/2018

Del valor económico de los arrecifes de coral

¿Cómo evaluar un servicio prestado por un ecosistema a nivel local, regional, global? Los métodos varían, pero el principio de financiarización ha ganado las esferas de decisión política. Nicolas Pascal, economista ambiental especializado en ecosistemas costeros, es coautor de un estudio sobre el valor económico de los ecosistemas coralinos en los territorios franceses de ultramar. Este estudio es clave para la protección de los arrecifes, manglares y praderas marinas del ultramar francés y, potencialmente, del mundo. Explicaciones sobre el principio de valoración.

¿Por qué resaltar el valor económico de los servicios prestados por los arrecifes de coral y los ecosistemas asociados, los manglares y las praderas marinas, y por qué hacerlo ahora?

Se trata de proporcionar elementos fundamentales a los responsables de las políticas y a las partes interesadas. El objetivo es de apuntalar las políticas a favor de los arrecifes de coral y de los ecosistemas asociados. Su gestión sostenible beneficia a la economía local y su desarrollo.
Las primeras evaluaciones económicas de los arrecifes de coral se remontan a los años 90’s. Hasta ahora, el valor económico consideraba solamente los bienes comercializables. Pero los métodos han evolucionado. Nuestra valoración en los Territorios de ultramar, que se ha extendido durante cinco años, es una de las primeras en proporcionar cifras y análisis tan precisos.

¿Cómo se cuantifican estos servicios prestados por los arrecifes de coral?

Estos servicios a veces ya están cuantificados en el PIB, como la pesca y la acuicultura. Con respecto a la relación entre el turismo y la buena condición de los arrecifes, realizamos encuestas directamente con los usuarios: nivel de satisfacción, índole de los gastos, opinión sobre el buen tratamiento de los arrecifes...Hemos creado metodologías más específicas y adaptadas para los servicios de protección costera.

Sabemos, por ejemplo, que los arrecifes de coral y los manglares absorben la energía de las olas, especialmente durante las tormentas, protegiendo así el litoral, las playas, la infraestructura y las actividades humanas.

Además, los manglares y las praderas marinas capturan el CO2. Es el servicio del secuestro de carbono. Estos métodos, adaptables a nivel internacional, permiten cuantificar y evaluar de manera económica estos beneficios.
La solicitud inicial provino de los ministerios de Medio Ambiente y de Ultramar que necesitaban nuevos elementos para elaborar sus estrategias, sus presupuestos y destacar la importancia de los arrecifes de coral a escala francesa y mundial: contribución a la economía nacional, creación de empleo, protección de la infraestructura. Las solicitudes locales son también fuertes; los arrecifes coralinos llegan a ser percibidos como algo más que simples reservas de biodiversidad.

La expresión inglesa "money talks” adquiere todo su significado aquí. Resulta más fácil presentar un proyecto cuando contribuye del 4 al 6% del PIB, como es el caso en las pequeñas islas francesas del Pacífico.  Genera localmente 150 millones de euros anuales gracias al turismo, y permite mantener más de 5,000 empleos directos.

Los beneficiarios pueden así estructurar nuevos mecanismos de financiamiento para la conservación de los arrecifes y de los ecosistemas. El turismo se beneficia directamente de los servicios prestados por los arrecifes en buenas condiciones. Vale también para los contratistas, los terratenientes y los pescadores.

Algunos datos:
▪ 1,300 millones de euros, es el valor anual de los servicios prestados por los ecosistemas coralinos franceses ultramarinos, o sea fuera de Europa. Son 460 millones de euros solo para la Polinesia Francesa. El servicio de turismo azul, vinculado a la belleza escénica y la biodiversidad excepcional, genera 315 millones de euros anuales, con un total de 1 millón de usuarios y 2,800 empleos directos.

▪ 215 millones de euros al año; Este servicio de pesca comercial, alimentaria, recreativa y acuícola, permite que 14,000 pescadores profesionales obtengan ingresos.

▪El valor económico del servicio de captura de CO2 para manglares y praderas marinas, que abarca 35,500 y 68,000 hectárea en aguas francesas de ultramar, se estima en 175 millones de euros cada año. En total, estos ecosistemas almacenan unos 80 millones de toneladas de CO2.

▪ Al absorber hasta el 90% de la energía de las olas y así reducir el daño a los desarrollos costeros durante las inundaciones o eventos climáticos extremos, los ecosistemas coralinos son una fuente de ahorros significativos estimados en 595 millones de euros anuales. Actualmente, mas de 87,000 hogares se benefician de esta protección natural.