04/03/2019

450 cartuchos de pegamento


Diseñado hace casi 30 años por los arquitectos Olivier Petit y Luc Bouvet, Tara es un barco único. Protegida del clima en la "catedral" oeste del astillero de Keroman, la goleta está atendida tanto por sus marineros como por las empresas locales de Lorient. Cada 3 años, las obras incluyen renovaciones pesadas y muchos pequeños detalles...como esos que requieren del uso de 450 cartuchos de pegamento Sika.

La sala-comedor es el espacio vital primordial. Es donde trabajamos, recibimos a los invitados, nos alimentamos y socializamos. Durante la última transatlántica, la tripulación había observado  fugas en los paneles de plexiglás. Las juntas han envejecido.  Para cambiarlas, debemos primero vaciar completamente la sala y desmontar los paneles, respetando un procedimiento bien definido. Y luego, preparar el legendario "Sika", este pegamento-masilla que se calienta en un baño-maría. Para los dos paneles más grandes, se usan 50 cartuchos, en total unos 450, de este multicomponente.
Luego, pasamos al los plexiglás del PC-Com. Notamos que la primera piel del doble acristalamiento está agrietada. Se necesitan nuevos paneles, que deben ser  moldeados y cortados a la exacta medida. El plexi nos llega en hojas más grandes que la forma final. Se requieren entonces  sierra caladora y mucha precisión. En el menor error, el plexi puede romperse o fundirse. Debemos realizar un corte lento y enfriar constantemente el plexi con un chorrito de agua. Trabajo riguroso, al milímetro.

Cambiamos el revestimiento interior  de la sala y colocamos un nuevo flocado de corcho para reforzar el aislamiento. Entre las aguas  heladas  del Océano Ártico y las cálidas aguas turquesa del  Océano Pacífico, la temperatura a bordo resulta ser un desafío que obliga a ajustes periódicos. Garantizar el  aislamiento térmico y acústico es crucial para que los navegantes tengan el calor de la sala en el Árctico y su frescura en las regiones cálidas. Al final, nos toca reconstruir enteramente la sala.
La remoción de los mástiles, a secas en otro cobertizo, permite a los marineros hacer algunas verificaciones y reparaciones. Como eliminar el óxido de las piezas de acero inoxidable y de los obenques. Aplicamos un producto ácido que enjuagamos luego. Aprovechamos para inspeccionar los ovillos de  cables, las drizas, la textura de las velas. Y pintamos de nuevo las cabezas de los mástiles  para terminar, como signo de reconocimiento, es la firma Tara.

Una de nuestras tareas mayores es el remplazo de dos generadores (GE1 y GE2) ubicados en la parte delantera del barco. Para realizar las reparaciones necesarias, debemos moverlos en popa. Muy anchos y pesados, no pasan por las puertas. Separamos  generador y  motor para poder extraerlos del barco. La operación es compleja: no existe punto en  el techo de la bodega donde fijar un aparejo. Finalmente los sacaremos a fuerza de brazos.

Al mismo tiempo, la tripulación revisa, repara y cambia muchos elementos de la goleta: el cabestrante que sube el ancla, los cables que mantienen  los mástiles, el  sistema de barra, el azafrán.
En la cubierta trasera, aplicamos una nueva capa de pintura blanca antideslizante  y reformamos los cabrestantes eléctricos.

Las obras van a buen ritmo, pero queda mucho por hacer antes del volver a lanzar a Tara al agua. La tripulación y los voluntarios se afanan para que la goleta salga de su alcoba en marzo y reciba de nuevo sus mástiles. El zarpe esta previsto en junio, hacia una misión europea sobre los microplásticos.

11/01/2019

2019


La Fundación Tara Expéditions les desea un año 2019 generoso en descubrimientos e intercambios. Este año, recorreremos las 4 fachadas marítimas de Europa. Sobre todo, queremos que 2019 sea un año para el Océano, el clima y la biodiversidad. Contamos con su apoyo para progresar en la comprensión de los problemas y soluciones del océano y del clima.
La goleta en mantenimiento.
Después de 100,000 km a través del Pacífico, Tara se somete a un doble mantenimiento: preventivo y curativo.
El primero consiste en la verificación de una gran parte de los equipos: derivas, timones, generadores, motores principales, bombas, etc. Se desmontan y reemplazan piezas si es necesario.
El segundo incluye un cambio de partes o incluso de herramientas completas, así como un tratamiento externo: pintar la cubierta, limpiar el casco y la obra viva, para un mejor rendimiento en navegación.

Tara es un barco registrado como buque mercante. Debe cumplir con las normas internacionales vigentes. Esto implica una visita anual, con múltiples controles, como, por ejemplo, la medición del espesor del casco. Para regresar al mar, Tara debe obtener un certificado de conformidad a las normas de navegación, de seguridad, y de protección de su tripulación.

Voluntarios en refuerzo
Esta obra de 5 meses, ejecutada en primer lugar por los marineros y coordinada por el capitán Martin Hertau, permitirá que Tara vuelva a navegar de forma segura. Nuevos miembros de la tripulación, voluntarios y colaboradores externos llegarán en los próximos días a la base de Lorient. Un refuerzo muy útil y esperado.
El nuevo libro azul de Tara para el Pacífico.
Primera entrega sobre la expedición Tara Pacific, este nuevo Libro Azul de Tara dará la palabra a los pueblos del Pacífico, a los miembros de la expedición, así como a algunos testigos conocedores de los desafíos de adaptación al cambio climático. Publicación prevista en abril de 2019.

2019, Tour de Europa
Información, educación, intercambio y encuentro serán los enfoques de numerosas escalas, en Francia, en el Mar del Norte, en el Mar Báltico y en el Mar Mediterráneo. Este tour por Europa coincidirá con eventos relativos a la investigación oceanográfica y la preservación del Océano frente a la contaminación plástica.

Dia mundial del Océano
Un día dedicado al Planeta Azul: el 8 de junio. Estaremos en Boulogne-sur-Mer, junto a nuestro socio Nausica.

Publicación del Informe Especial del IPCC "Océano y Criosfera"
Esperado para el mes de septiembre de 2019, este informe estratégico del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (en inglés IPCC, Intergovernmental Panel on Climate Change) hará hincapié en el Océano.
Eso resulta de la movilización de la comunidad del Océano, especialmente durante la COP21, y de una iniciativa  de Mónaco, “Because the Ocean”. Este informe especial debe permitir a quienes toman decisiones, comprender y anticipar los escenarios probables del futuro del ecosistema marino, el litoral, etc.

La COP 25 en Chile
Después de los resultados decepcionantes de la COP24 y la desmovilización de Brasil para ser sede de la COP25, Chile llevará la antorcha. Esta reunión será clave para la comunidad del Océano. 


14/11/2018

Symbiodinium, en todos los océanos

Principal fuente de energía para la construcción de los arrecifes de coral, hogar de más de un tercio de la biodiversidad marina, la microalga Symbiodinium se encuentra más allá de los arrecifes, en los principales océanos del mundo (Atlántico, Pacífico, Indico) [ 1], en dos formas: una forma libre, flotando en las aguas superficiales del plancton; y una forma simbiótica viviendo especialmente dentro de un organismo unicelular [2].

Esta observación resulta del trabajo realizado por un equipo de la federación de investigación Tara Océans GO-SEE [3], que involucra principalmente a científicos del CNRS, CEA, Universidad de Ciencia y Tecnología del Rey Abdullah (Arabia Saudita) y de la Universidad de Auckland, Nueva Zelanda, publicado el 8 de noviembre de 2018 en Current Biology.

Para lograr estos resultados, los científicos han analizado la presencia, la diversidad y la actividad de Symbiodinium entre los miles de millones de secuencias de ADN y ARN recolectadas en más de 100 estaciones, tanto pelágicas como de arrecifes, durante la expedición Tara Océans. También analizaron el catálogo de genes de Tara Océans que contiene 116 millones de genes eucariota y su nivel de expresión en los océanos. Se midieron varios genes del metabolismo de las Symbiodinium, incluidos los implicados en la fotosíntesis, el metabolismo de los lípidos, la glucólisis y la asimilación de nitrógeno.

La mayoría de los grupos genéticos de Symbiodinium (o clados [4]) conocidos en arrecifes de coral han sido detectados en plancton, con una preponderancia de clados A y C. El predominio en los océanos del clado A, que es el más ancestral, confirma la hipótesis de que esta microalga apareció por primera vez en los océanos hace unos 160 millones de años, antes de colonizar los ecosistemas costeros en simbiosis con los invertebrados.

Queda por determinar si estas Symbiodinium pelágicas pueden restablecer unas simbiosis dentro de los arrecifes de coral después de sus viajes transoceánicos. Si es así, el océano sería un enorme reservorio y removedor genético de células de Symbiodinium, que podrían, en cualquier momento, repoblar los ecosistemas de arrecifes amenazados por el cambio climático.

Referencias del artículo:
Worldwide occurrence and activity of the reef-building coral symbiont Symbiodinium in the open ocean, Johan Decelle, Quentin Carradec, Xavier Pochon, Nicolas Henry, Sarah Romac, Frédéric Mahé, Micah Dunthorn, Artem Kourlaiev, Christian R. Voolstra, Patrick Wincker, Colomban de Vargas, Current Biology, 8 de noviembre de 2018.
https://doi.org/10. 1016 / j.cub.2018.09.024

Contactos de investigadores:
Johan Decelle
Ex investigador postdoctorado del laboratorio AD2M, hoy en el Laboratorio de Fisiología Celular y Vegetal, en Grenoble (CNRS/UGA /CEA/INRA).
Tel :  +33 (0) 6 80 15 46 29  /  johan.decelle@univ-grenoble-alpes.fr

Colomban de Vargas
Director de investigación del CNRS en el laboratorio "Adaptación y diversidad en medio marino" (AD2M, CNRS/ SU), director de la federación de investigación Tara Océans GO-SEE
Tel:  +33 (0) 6 47 39 24 04 /  vargas@sb-roscoff.fr

Elodie Bernollin
Directora de la comunicación en la Fundación Tara Expéditions.
Tel : +33 (0) 6 95 73 26 88 / elodie@taraexpeditions.org

Priscilla Dacher
Contacto de prensa CNRS
Tel:  +33 (0) 1 44 96 46 06 / priscilla.dacher@cnrs-dir.fr
_____________________________________________
[1] No se ha encontrado rastro de Symbiodinium en los océanos polares (Ártico y Antártico).
[2] Ver comunicado de prensa: Cuando la simbiosis de coral navega.
[3] La federación de investigación GO-SEE (Global Ocean Systems Ecology & Evolution) está supervisada por el CNRS, CEA, la Fundación Tara Expéditions, Universidad de la Sorbona, PSL, Inserm, ENS París, IRD, EPHE, la Universidad de Evry-Val-d'Essonne, la Universidad Paris-Saclay, la UPVD, AMU, la Universidad de Toulon, la Escuela Central de Nantes, la Universidad de Nantes, UGA, EMBL y la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile.
[4] El clado es un grupo filogenético con un ancestro común.


29/10/2018

Tara Pacific, la expedición

"Queríamos estudiar el ecosistema de coral en todo el Pacífico, de este a oeste y de norte a sur", recuerda Romain Troublé, director de la Fundación Tara Expéditions. El confiesa sentirse aliviado de que el barco haya regresado a puerto en buenas condiciones, después de dos años y medio de operaciones continuas.

Los marineros, sacudidos por una transatlántica agitada, viven el final de la misión con agrado. "Hay un poco de nostalgia, pero sobre todo un gran deseo de reunirnos con nuestras familias", dice Martin Hertau, capitán de Tara. “Pero sabemos que después del descanso, renacerá una sola idea: volver a zarpar”.

"Al comparar los datos recopilados en todo el Océano Pacífico, esperamos identificar el componente estable del microbioma; es decir, la microfauna esencial, común a todos los sitios", precisa Serge Planes, responsable científico de la expedición. "Estudiaremos también el componente variable, para tratar de entender de dónde proviene esta variabilidad y si puede explicar ciertas resistencias o adaptaciones locales".

En la mira de los investigadores, está el problema del blanqueamiento de corales, un fenómeno directamente relacionado con el cambio climático, que se ha acelerado durante los últimos veinte años, habiendo diezmado alrededor del 20% de los arrecifes del mundo.
Casualmente, varias olas de blanqueo coincidieron con el paso de Tara. Eso permitió a los investigadores tomar el pulso de los corales del Pacífico en momentos de crisis. "Hasta ahora, estos episodios de blanqueamiento eran bastante globales. Por primera vez, el fenómeno parece muy localizado. En las Samoa, por ejemplo, hemos visto hasta un 90% de mortalidad, pero en Polinesia y las Islas Cook, hemos encontrado sitios muy saludables".

Para obtener la mayor cantidad de información de las decenas de miles de muestras recolectadas, la mayor parte se analizará en el Centro Nacional de Secuenciación, el Genoscope. En Evry, en la región de París, el microbioma de los corales, peces y agua del entorno de los arrecifes se identificará mediante varios análisis genéticos. "Ya hemos secuenciado muestras de tres islas en un proyecto piloto, para validar la metodología con el consorcio científico. La mayor parte de la secuenciación comenzará realmente el próximo año", detalla Patrick Wincker, director del Genoscope, en el CEA. “Este es uno de nuestros proyectos de secuenciación más importantes: movilizará de 15 a 20 personas durante al menos dos años".

Habrá por que ser pacientes antes de sacar las enseñanzas de las muestras recolectadas en los últimos dos años, con la esperanza de obtener una mejor comprensión de este ecosistema vital para el planeta. Los arrecifes de coral representan solo el 0.2% de la superficie del océano, pero son el hogar de un tercio de la biodiversidad marina.

En la Fundación Tara Expéditions, ya germinan las próximas misiones. Mientras, la goleta estará en obras de rejuvenecimiento por 6 meses. "Tenemos varias misiones planificadas”, menciona Romain Troublé. “Entre los grandes proyectos, nos gustaría realizar una nueva expedición en el Ártico, para la cual estamos buscando patrocinadores”. La misión "Tara Pacific" ha costado unos 10 millones de euros, procedentes de varios socios privados y públicos.

Yann Chavance