05/09/2018

Del valor económico de los arrecifes de coral

¿Cómo evaluar un servicio prestado por un ecosistema a nivel local, regional, global? Los métodos varían, pero el principio de financiarización ha ganado las esferas de decisión política. Nicolas Pascal, economista ambiental especializado en ecosistemas costeros, es coautor de un estudio sobre el valor económico de los ecosistemas coralinos en los territorios franceses de ultramar. Este estudio es clave para la protección de los arrecifes, manglares y praderas marinas del ultramar francés y, potencialmente, del mundo. Explicaciones sobre el principio de valoración.

¿Por qué resaltar el valor económico de los servicios prestados por los arrecifes de coral y los ecosistemas asociados, los manglares y las praderas marinas, y por qué hacerlo ahora?

Se trata de proporcionar elementos fundamentales a los responsables de las políticas y a las partes interesadas. El objetivo es de apuntalar las políticas a favor de los arrecifes de coral y de los ecosistemas asociados. Su gestión sostenible beneficia a la economía local y su desarrollo.
Las primeras evaluaciones económicas de los arrecifes de coral se remontan a los años 90’s. Hasta ahora, el valor económico consideraba solamente los bienes comercializables. Pero los métodos han evolucionado. Nuestra valoración en los Territorios de ultramar, que se ha extendido durante cinco años, es una de las primeras en proporcionar cifras y análisis tan precisos.

¿Cómo se cuantifican estos servicios prestados por los arrecifes de coral?

Estos servicios a veces ya están cuantificados en el PIB, como la pesca y la acuicultura. Con respecto a la relación entre el turismo y la buena condición de los arrecifes, realizamos encuestas directamente con los usuarios: nivel de satisfacción, índole de los gastos, opinión sobre el buen tratamiento de los arrecifes...Hemos creado metodologías más específicas y adaptadas para los servicios de protección costera.

Sabemos, por ejemplo, que los arrecifes de coral y los manglares absorben la energía de las olas, especialmente durante las tormentas, protegiendo así el litoral, las playas, la infraestructura y las actividades humanas.

Además, los manglares y las praderas marinas capturan el CO2. Es el servicio del secuestro de carbono. Estos métodos, adaptables a nivel internacional, permiten cuantificar y evaluar de manera económica estos beneficios.
La solicitud inicial provino de los ministerios de Medio Ambiente y de Ultramar que necesitaban nuevos elementos para elaborar sus estrategias, sus presupuestos y destacar la importancia de los arrecifes de coral a escala francesa y mundial: contribución a la economía nacional, creación de empleo, protección de la infraestructura. Las solicitudes locales son también fuertes; los arrecifes coralinos llegan a ser percibidos como algo más que simples reservas de biodiversidad.

La expresión inglesa "money talks” adquiere todo su significado aquí. Resulta más fácil presentar un proyecto cuando contribuye del 4 al 6% del PIB, como es el caso en las pequeñas islas francesas del Pacífico.  Genera localmente 150 millones de euros anuales gracias al turismo, y permite mantener más de 5,000 empleos directos.

Los beneficiarios pueden así estructurar nuevos mecanismos de financiamiento para la conservación de los arrecifes y de los ecosistemas. El turismo se beneficia directamente de los servicios prestados por los arrecifes en buenas condiciones. Vale también para los contratistas, los terratenientes y los pescadores.

Algunos datos:
▪ 1,300 millones de euros, es el valor anual de los servicios prestados por los ecosistemas coralinos franceses ultramarinos, o sea fuera de Europa. Son 460 millones de euros solo para la Polinesia Francesa. El servicio de turismo azul, vinculado a la belleza escénica y la biodiversidad excepcional, genera 315 millones de euros anuales, con un total de 1 millón de usuarios y 2,800 empleos directos.

▪ 215 millones de euros al año; Este servicio de pesca comercial, alimentaria, recreativa y acuícola, permite que 14,000 pescadores profesionales obtengan ingresos.

▪El valor económico del servicio de captura de CO2 para manglares y praderas marinas, que abarca 35,500 y 68,000 hectárea en aguas francesas de ultramar, se estima en 175 millones de euros cada año. En total, estos ecosistemas almacenan unos 80 millones de toneladas de CO2.

▪ Al absorber hasta el 90% de la energía de las olas y así reducir el daño a los desarrollos costeros durante las inundaciones o eventos climáticos extremos, los ecosistemas coralinos son una fuente de ahorros significativos estimados en 595 millones de euros anuales. Actualmente, mas de 87,000 hogares se benefician de esta protección natural.