22/06/2018

Vórtice del Pacífico Norte

Del 19 de junio al 2 de julio, después de estudiar los arrecifes coralinos de Hawái, cruzaremos el giro ubicado en el noreste del Pacífico, comúnmente llamado "Vórtice de desechos del Pacífico Norte", el Great Pacific Garbage Patch , una de las zonas de mayor concentración de plásticos en el mundo. El equipo científico, dirigido por María Luiza Pedrotti, del Laboratorio Oceanográfico de Villefranche-sur-Mer, estudiará la vida de los organismos marinos que se desarrollan en estos vórtices de plásticos, para comprender sus interacciones con los microplásticos.

¿Qué es el Vórtice de Desechos del Pacífico Norte?
Las corrientes oceánicas circulares crean un inmenso giro (remolino), en el centro del cual se acumulan restos de plástico, así como el plancton y las algas de fuentes cercanas al giro. Los datos de circunnavegaciones, estudios regionales e informes anteriores, han confirmado la existencia de 5 giros en el mundo, caracterizados por concentraciones relativamente altas de plásticos flotantes: en el Pacífico norte y sur, en el Atlántico norte y sur, y en el Océano Índico.

Plásticos y vida marina: ¿un nuevo ecosistema?
Este gran parche de basura del Pacífico, el Great Pacific Garbage Patch, equivalente a la superficie de Europa, hospeda una abundante vida de algas, de insectos y bacterias que forman y establecen equilibrios y nuevos ecosistemas en la superficie del Océano. La comunidad científica sabe poco del tema, todavía. ¿Cuál es el impacto real de estas "nuevas áreas de vida plástico-biológicas"?

Objetivo 1: evaluar la estructura del ecosistema del plancton en contacto con los desechos plásticos
Una amplia gama de criaturas marinas interactúa regularmente con los desechos plásticos, pero hasta ahora, poca investigación ha documentado la relación entre el zooplancton y los microplásticos. El equipo científico a bordo de Tara cruzará esta área para estudiar la posible ingesta de plástico por parte de los organismos (filter feeders). Debido a su pequeño tamaño y colores, los microplásticos son vistos como alimentos y se ingieren. Objetivo: calcular la relación plástico / plancton para una amplia variedad de zooplancton, y un amplio espectro de concentraciones de partículas plásticas recolectadas en esta área tan extensa.

¿Cómo estudiar la relación entre el zooplancton y los microplásticos? Recolectados por nuestras redes (Manta, red de Alta Velocidad, ...) las muestras deben permitir contar, clasificar y medir la relación plancton / plástico, usando un sistema ZooScan. Este instrumento digitaliza y analiza semiautomáticamente las muestras recolectadas, lo que permite a los investigadores estudiar simultáneamente el espacio ocupado por las comunidades planctónicas y los microplásticos.

Objetivo 2: identificar fauna, flora y hongos
La segunda parte de la investigación ayudará a comprender cómo las partículas de plástico se convierten en verdaderas balsas para los organismos marinos no nativos. Estos organismos colonizan nuevos ambientes y constituyen un riesgo importante para el equilibrio de los ecosistemas marinos. Estos plásticos no solo son utilizados por organismos marinos, sino también por diferentes patógenos. "La identificación de especies asociadas a restos plásticos ayudará a determinar las zonas biogeográficas de la colonización, y a comprender la posible dispersión de estos organismos", explica Maria Luiza Pedrotti, coordinadora científica de esta etapa.
Objetivos específicos:
1) Evaluar la distribución espacial de los plásticos flotantes (0.3 - 50 mm y 0.02 - 0.3 mm) dentro del vórtice de desechos del Pacífico Norte.
2) Evaluar la estructura del ecosistema del plancton en contacto con fragmentos de plástico, para determinar un indicador de relación plancton / plástico.
3) Analizar las comunidades microbianas fijas y los contaminantes orgánicos asociados con los microplásticos.
4) Secuenciar el ADN de las comunidades microbianas fijadas.
5) Caracterizar químicamente los diferentes tipos de plásticos, para conocer la composición (tipos de polímeros) y el estado de oxidación de los desechos presentes en el giro.

Tara Big Data: enriquecer la base de datos de las expediciones Tara
Estas informaciones ampliarán la base de datos Tara, la base de datos más grande del mundo en materia de ecosistemas marinos, al proporcionar parámetros físicos, información sobre los plásticos y el plancton recolectados.

Este trabajo y estos análisis se realizarán en colaboración con:
El laboratorio oceanográfico de Villefranche-sur-Mer (LOV), el CNRS, el Génoscope-CEA, la Universidad Paris-Sorbonne, Mercator, la Universidad de Maine, Oceanomed, el Laboratorio de Oceanografía Microbiana (LOMIC), el Centro científico de Mónaco (CSM), el Museo Nacional de Historia Natural (MNHM), la Universidad de Nice Sophia-Antipolis, el Laboratorio Universitario de Biodiversidad y Ecología Microbiana (LUBEM-ESIAB).